Luchamos contra la apertura de una devastadora mina de oro en nuestro pueblo por parte de ASTURGOLD. Queremos seguir viviendo de la pesca, la ganadería y el turismo, a la vez que conservamos nuestro patrimonio natural y paisajístico. Una mina de oro supone la destrucción de todo eso.

viernes, 14 de febrero de 2014

"La balsa de lodos a las puertas del Narcea" por Carlos Polledo Arias

Os dejamos el artículo de Carlos Polledo Arias publicado en la edición papel de La Nueva España del 13 de febrero de 2014, en el que reflexiona sobre los vertidos tóxicos que las mineras de oro Orvana-Kinbauri llevan años realizando al Narcea y que la CHC ha sancionado recientemente.

LA BALSA DE LODOS A LAS PUERTAS DEL NARCEA

Sobre los peligros reales de las explotaciones mineras para la naturaleza y para las personas.
Como monumental podemos catalogar el riesgo de que sobre el cauce del río Narcea exista una balsa de residuos (lodos) altamente contaminantes: cianuros, arsénico, mercurio, zinc, níquel, cobre, fluoruros…, miles de toneladas de veneno más que suficiente para –seamos francos y con perdón- mandar a tomar por c… a toda la cuenca del río Narcea: desde la presa de Soto de la Barca hasta su desembocadura en San Esteban de Pravia, más el daño correspondiente en costa y aguas marinas. Adiós a tierras, vegas, sembrados, ganadería, frutales…; asimismo conllevaría un índice de peligrosidad catastrófico para todos los habitantes de la zona. No debemos olvidar que el río Narcea suministra agua a la comarca de Avilés; está catalogado como Lugar de Importancia Comunitaria que alberga siete taxones, también de Interés Comunitario: salmón, nutria, lamprea, lampreilla, desmán, salamandra rabilarga y mejillón de río. Todo ello cuando ya en 2010 el Parlamento Europeo recomendó a sus países miembros la prohibición de la minería basada en la utilización del cianuro.

Insisto que estas dos balsas en la que se encuentran los peligrosísimos lodos, una de ellas hoy día sellada, se encuentran sobre y a las puertas del río Narcea. En un terreno, según los técnicos, con notables posibilidades de corrimientos, de alta permeabilidad, y fuerte pendiente sobre el cauce del río La Uxa, que desemboca en el embalse de Calabazos. Con un riesgo superlativo de escapes y fugas que contaminarán las aguas subterráneas y los acuíferos; por no mencionar la soga en casa del ahorcado, ante un posible corrimiento de tierras que devastarían todo lo que los residuos encuentren al paso. En una zona, vayan preparándose los tapiegos, en la que se han perdido los valores paisajísticos, estéticos, recreativos, culturales y educativos, además del potencial indispensable para la conservación de la fauna silvestre asociada a dicho ecosistema. La apertura de pistas asociada con la brutal nube de polvo que se forma a causa de las voladuras, incrementada con el movimiento de tierras, camiones y máquinas, deposita sobre plantas y núcleos de población, en cientos de hectáreas a la redonda, una capa de suciedad que anula la capacidad de desarrollo de las primeras y atenta contra la salud de las personas.

Hace más de diez años, en estas mismas páginas, he denunciado que, con motivo de unas torrenciales lluvias, parte de estos lodos fueron a parar al embalse dejando sus aguas sin vida; las famosas truchas “palancas del Narcea” desaparecieron: hasta los zapateros dejaron de patinar sobre su superficie. Salmones y reos, que migran al océano y retornan al río a desovar, y las truchas de repoblación devolvieron la vitalidad a su corriente. En su momento he comentado este hecho a alguna asociación de pesca y también a la guardería para que hiciesen analizar sus aguas. La callada por respuesta y los pescadores del Narcea en las musarañas. Ahora se enteran y, por supuesto, se indignan. Mientras quede un salmón para correr tras él…

Más vale tarde que nunca; la Confederación Hidrográfica del Norte acaba de confirmar el expediente sancionador a la empresa Kinbauri España, por vertidos peligrosos efectuados por la mina de oro de Boinás.

Item más, el gobierno asturiano ha otorgado 31 permisos de investigación minera y tiene en trámite 41 más; entre otros concejos en  Belmonte, Tineo, Allande, Cangas del Narcea, Ibias, Boal y El Franco. Cuando autorizan sondeos en busca de carbón en pleno Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa, pónganse en lo peor.
ALBERTO CARLOS POLLEDO ARIAS

1 comentario:

  1. y los politicos que hacen? Pues si no hacen nada no se les vota! Otro ejemplo mas de sacrificio general para que unos pocos listos se lo lleven crudo. ! ASQUEROSO!

    ResponderEliminar